Santiago 1:19-27 - Recibiendo la Palabra de Dios

Ray Holmes  SAM1114  7/7/2019
  1. Sabed, mis amados hermanos: Todo hombre sea pronto para oír, lento para hablar y lento para la ira;
  2. porque la ira del hombre no lleva a cabo la justicia de Dios.
  3. Por lo tanto, desechando toda suciedad y la maldad que sobreabunda, recibid con mansedumbre la palabra implantada, la cual puede salvar vuestras almas.
  4. Pero sed hacedores de la palabra, y no solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos.
  5. Porque cuando alguno es oidor de la palabra y no hacedor de ella, éste es semejante al hombre que mira su cara natural en un espejo.
  6. Se mira a sí mismo y se marcha, y en seguida olvida cómo era.
  7. Pero el que presta atención a la perfecta ley de la libertad y que persevera en ella, sin ser oidor olvidadizo sino hacedor de la obra, éste será bienaventurado en lo que hace.
  8. Si alguien parece ser religioso y no refrena su lengua, sino que engaña a su corazón, la religión del tal es vana.
  9. La religión pura e incontaminada delante de Dios y Padre es ésta: visitar a los huérfanos y a las viudas en su aflicción, y guardarse sin mancha del mundo.