Hebreos 6:13-20 - Nuestra Seguridad Firme y Segura

Ray Holmes  SAM1078  9/23/2018
  1. Porque cuando Dios hizo la promesa a Abraham, puesto que no podía jurar por otro mayor, juró por sí mismo
  2. diciendo: De cierto te bendeciré con bendición y te multiplicaré en gran manera.
  3. Y así Abraham, esperando con suma paciencia, alcanzó la promesa.
  4. Porque los hombres juran por el que es mayor que ellos, y para ellos el juramento para confirmación pone fin a todas las controversias.
  5. Por esto Dios, queriendo demostrar de modo convincente a los herederos de la promesa la inmutabilidad de su consejo, interpuso juramento
  6. para que, por dos cosas inmutables en las cuales es imposible que Dios mienta, tengamos un fortísimo consuelo los que hemos acudido para asirnos de la esperanza puesta por delante.
  7. Tenemos la esperanza como ancla del alma, segura y firme, y que penetra aun dentro del velo,
  8. donde entró Jesús por nosotros como precursor, hecho sumo sacerdote para siempre según el orden de Melquisedec.